¿Por qué el turista demanda cada vez más los hoteles boutique?


El turista es más exigente y tiene claro qué es lo que quiere durante su periodo vacacional, de ahí que sean tendencia los hoteles boutique

hoteles boutique

El turismo ha cambiado considerablemente en los últimos años. A día de hoy el turista es más exigente y tiene más claro qué es lo que quiere durante su periodo vacacional, de ahí que sean tendencia los carteles de “sin habitaciones” de los hoteles boutique pese a que se intenten reservar con meses de antelación.

¿Qué es lo que lleva a que este nuevo concepto de exclusividad y pocas habitaciones triunfe?

Experiencias únicas y personalizadas: Los hoteles boutique suelen ofrecer experiencias más personalizadas y exclusivas que los grandes hoteles de cadena. Los viajeros buscan vivir momentos especiales y auténticos, y este tipo de establecimientos pueden brindar esa atención tan única.

Diseño y ambiente distintivos: Si por algo destacan es por su diseño único y su ambiente acogedor, pensado hasta el último detalle. Estos establecimientos suelen ser más pequeños, lo que les permite enfocarse en la estética y crear espacios cuidadosamente diseñados y decorados, que hacen que los huéspedes se sientan como en casa. “En nuestro caso el acceso rodeado de naranjas es algo que les encanta a nuestros huéspedes, pero también cada pieza de mobiliario que elegimos con mimo” explican desde Hotel la Casa de los Naranjos, uno de los más demandados de la isla de Lanzarote.

Conexión con la cultura local: ubicados por norma general en áreas más auténticas y menos turísticas, permite a los viajeros sumergirse en la verdadera cultura local y experimentar el destino de una manera más auténtica. Estos hoteles a menudo trabajan en colaboración con proveedores y artistas locales, lo que refuerza aún más esta conexión con la comunidad.

Atención al detalle y servicio personalizado: si hay un área del que se enorgullecen es de poder brindar un servicio más atento y cercano gracias a las pocas habitaciones que tienen que atender. Al ser más pequeños, el personal puede dedicar más tiempo a cada huésped, anticipar sus necesidades y brindar recomendaciones personalizadas, lo que crea una experiencia más satisfactoria.

Privacidad y exclusividad: los huéspedes pueden disfrutar de un ambiente más íntimo y exclusivo. Esto es especialmente apreciado por quienes buscan escapar de las multitudes y disfrutar de un entorno tranquilo y relajante.

Sostenibilidad y responsabilidad social: Muchos hoteles boutique adoptan prácticas sostenibles y responsables con el medio ambiente y la comunidad local. Esto es atractivo para los viajeros conscientes que buscan minimizar su impacto negativo en el destino que visitan.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.