Plantar tomates en la Luna es una realidad cada vez más próxima

España ha sido protagonista de la última jornada de SUTUS 22 con ponentes que son aspirantes a ser astronautas de la ESA o con proyectos de agricultura lunar como el de Green Moon Project.

SUTUS by Les Roches Marbella ha demostrado que el turismo subacuático maneja grandes proyectos para que sea una realidad en muy poco tiempo. Se han presentado gigantescos planes en relación a este mundo como la Estación Espacial Internacional del Océano, un submarino de aguas profundas que ofrece turismo de inmersión a 2000 metros de profundidad, museos bajo el mar o un superyate de lujo que lucha contra el cambio climático. 

Estas jornadas también ha dejado claro que España quiere ser una referencia en la carrera espacial. Y el proyecto Green Moon Project, que pretende realizar agricultura en la Luna, lo demuestra. También hemos podido conocer a Jorge Pla y Carmen García Rogeraspirantes a ser astronautas de la ESA y hemos conocido los últimos avances sobre la creación de la Agencia Espacial Española con la intervención de Miguel Belló, Comisionado para el PERTE Aeroespacial; y Carlos García del CDTI

El espacio habla español

Miguel Belló, Comisionado para el PERTE Aeroespacial, ha hablado de la futura creación de la Agencia Espacial Española: “La creación de la agencia espacial es un plan muy ambicioso y España es una potencia en este campo. Este organismo se pedía desde hace tiempo. El objetivo es crear un único cuerpo que coordine y planifique las actividades espaciales españolas”. 

Belló ha declarado que la AEE va a tener muchos campos de actuación: “Disminuir la huella de carbono, avanzar en innovación espacial, promocionar e impulsar el uso de drones, ayudar a combatir el cambio climático, tener más datos espaciales y meteorológicos que nos sirvan para avanzar”, pero sobre todo hay una meta clave que incluye a toda la sociedad española: “Hemos cometido un error de no saber transmitir a la ciudadanía todas las acciones espaciales que realiza España. Con la creación de la AEE pretendemos, también, divulgar esta información a los ciudadanos”. 

La creación de la Agencia Espacial Española, que como ya adelantó Belló, “va a tener un presupuesto de 500 millones de euros”, conocerá su sede definitiva “a finales del mes de noviembre” y unas “20 candidatas aspiran a este hecho”. Y es que para Belló, que España no tuviera sede espacial es “un caso atípico, porque España es un actor clave ya que tenemos muchas empresas de referencia a nivel internacional”. 

Por otro lado, Carlos García, del CDTI, ha reafirmado lo que ha dicho Belló de la industria espacial española: “La industria española ocupa el 5º lugar en Europa. Tenemos empresas que pueden producir todos los elementos para el sistema espacial. “Los actores espaciales españoles están presentes en todos los dominios espaciales”. 

La industria española abarca toda una gama de tecnologías, desde los equipos hasta la integración de satélites completos con una “facturación global de 965 millones de euros”, tanto es así que «La ESA pide a España que apoye a algunas empresas porque son las únicas de Europa que pueden realizar algunos proyectos», asegura García. 

En referencia al turismo espacial “España tiene muchas capacidades, ya que la industria española produce elementos relevantes de los sistemas espaciales y tiene capacidad para contribuir a vehículos con calificación humana”, asegura García. Por último, se ha referido a la Agencia Espacial Española: “La idea es ayudar a centralizar la gestión de las actividades espaciales en el espacio. La industria espacial en España ha demostrado que tiene una gran capacidad para hacer proyectos muy complejos y sofisticados”. 

Green Moon Project 

La guinda la han puesto proyectos como el de Green Moon Project de la mano de José María Ortega-Hernández, project manager de esta empresa. Un proyecto que centra su actividad en la llamada “agricultura espacial”. 

La agricultura espacial se está volviendo cada vez más importante cuando se habla de exploración espacial humana. Las plantas, frutas, verduras junto con la producción de oxígeno y la eliminación de dióxido de carbono se están volviendo esenciales a la hora de pensar en estos conceptos de futuro. 

Y es que Ortega Hernández está convencido de que “la agricultura espacial es un bien para toda la humanidad. Una herramienta fundamental en nuestra evolución. Hay que volver a la Luna para quedarse”. Pero esto no es solo una idea, es una realidad. Y es que este proyecto ya está “desarrollando el primer fertilizante lunar español para plantar tomates, zanahorias o lechugas en la Luna», asegura Ortega-Hernández. Este fertilizante se está desarrollando gracias al acuerdo de Green Moon Proyect con la empresa andaluza Herogra. 

“España es líder en Meteorología Extraterrestre”

Proyectos como este ejemplifican que España está haciendo las cosas muy bien en lo que se refiere al mundo más allá de nuestras fronteras. Tanto es así que “España es líder en Meteorología Extraterrestre”. Así lo ha dicho Jorge Pla-García, candidato español a ser Astronauta de la ESA.

Y es que el objetivo final es “poner pie en Marte». En esto ayudan mucho las mediciones meteorológicas en un cuerpo extraterrestre. España se ha convertido en la primera nación de la historia en tener 3 estaciones meteorológicas midiendo al mismo tiempo un cuerpo extraterrestre. Somos líderes en meteorología extraterrestre”, asegura Pla. 

Otro gran ejemplo es Carmen García-Roger que ha contado su sueño de ser parastronauta y su lucha cada día por cumplirlo: “El turismo espacial, mientras más accesible sea, a través de colectivos que formen parte del espacio, más rápido avanzará. Y yo espero seguir ahí y formar parte de ello”.

Proyectos que van a cambiar el mundo subacuático

PROTEUS

Fabién Cousteau ha presentado PROTEUS™, la llamada Estación Espacial Internacional del Océano, que se ubicará cerca de la costa de Curaçao. Un complejo modular de vida submarina, observatorio y plataforma de colaboración global de última generación que permitirá tanto al sector público como al privado, incluidos aquanautas, científicos, astronautas, cineastas, visitantes, artistas, educadores, estudiantes para realizar investigaciones, desarrollar nuevas aplicaciones, crear tecnologías innovadoras y compartir sus historias con el mundo.

“PROTEUS™ impulsará soluciones e innovación a través de la aceleración del tiempo de la exploración oceánica, el avance de los descubrimientos científicos y la facilitación de la conexión hombre-océano al involucrar a las comunidades globales. Al aprovechar la narración de historias, las experiencias inmersivas, la aventura y la educación, PROTEUS™ dará vida a la ciencia oceánica para audiencias globales y cambiará la forma en que interactuamos con el océano” ha asegurado Cousteau. 

PISCES VI

Otro de los proyectos que están asombrando al mundo, y que se han presentado en SUTUS, es el de la empresa PISCES VI, del aventurero Scott Waters. Un submarino de aguas profundas -solo hay seis en el mundo-, que tras la erupción del volcán de la Palma, ha puesto de moda en Canarias el turismo de inmersión. Este submarino tiene capacidad para albergar en su interior a una tripulación de cuatro personas -una de ellas piloto-. Además, es capaz de sumergirse hasta 2.180 metros de profundidad con una duración normal de 8 horas.

“Pisces VI pretende que el cliente se convierta en un explorador de las aguas profundas y viva una experiencia única. Una de sus expediciones estrella es una inmersión al volcán submarino activo que cuesta unos 8.000 euros. La otra experiencia volcánica tiene una duración de cinco días, que incluye una recepción en la institución oceanográfica con los científicos, paseo en helicóptero sobre el volcán de Tenerife, recorrido terrestre por el volcán de La Palma recientemente en erupción, buceo submarino en el volcán activo de El Hierro y finalmente un buceo submarino turístico. Esta expedición es todo incluido (comida, bebidas, alojamiento, viajes interinsulares, etc) y cuesta 15.000 euros”, afirma Waters.  

EARTH 300

Fascinante también es el superyate futurista de lujo EARTH 300, que tiene como misión principal luchar contra el cambio climático. Este super proyecto también se ha presentado hoy en SUTUS by Les Roches de la mano de su fundador Aaron Olivera.

«Earth 300», se ha desarrollado, declara Olivera “para convertirse en un símbolo universal de sostenibilidad”. Y consta de un diseño futurista, tecnología libre de emisiones e instalaciones de investigación de vanguardia, incluidos 22 laboratorios ubicados en una «esfera científica» de vidrio de 13 pisos de altura: “Tiene 300 metros de largo, 46 metros de ancho y 60 metros de alto, y puede acomodar a una comunidad de 425 personas, incluidos científicos destacados, capitanes de la industria, humanitarios globales, activistas ambientales, estudiantes y miembros de la tripulación”, comenta Olivera. 

Museo submarino

Otro de los proyectos subacuáticos presentados en SUTUS ha sido el de Jason deCaires, el creador del primer museo submarino del mundo y cuyos trabajos ayudan a recuperar arrecifes de coral para preservar la vida marina. Uno de ellos es el primer museo submarino creado en Europa, que concretamente se ubica en Lanzarote. Consta de 300 esculturas de hormigón de PH neutro. Un material que con el paso del tiempo ayuda a incrementar la biomasa marina y la reproducción de las especies de la isla canaria. Los primeros resultados no han tardado en llegar. Ha aumentado la aparición y el incremento de especies como las barracudas, pulpos, esponjas marinas e incluso tiburones ángel y la extraña raya mariposa. 

«Me gusta la forma en que cuando se designa algo como museo se le atribuyen ciertos valores, sinónimos de conservación, protección, cultura y conservación de objetos que son importantes para nosotros. Creo que es realmente importante cuando pensamos en el océano y la vida marina que no es sólo una fuente inagotable de alimentos y nutrición, sino que es un lugar frágil y único que realmente necesita una protección- El museo subacuático nos permite tener tal vez una relación diferente en torno al mundo del agua», asegura el artista. 

SubMerge

La aportación de la empresa SubMerge, también presentada en SUTUS de la mano de Tomer Ketter, es muy importante para el turismo subacuático. Ofertan inmersiones gracias a la ayuda de la tecnología 3D: “Mediante el uso de la tecnología de sóner fundido, creamos un modelo 3D altamente detallado del fondo del mar para ubicar los lados y el objetivo de las inmersiones más emocionantes para que el cliente ahorre tiempo y garantice la mejor experiencia”, asegura Ketter. 

La arqueología subacuática, una llave para nuevos descubrimientos

La arqueología subacuática también ha sido protagonista en SUTUS by Les Roches. Michele Stefanile, una institución dentro de este mundo e Investigador y arqueólogo de la Universidad de Nápoles, ha contado los últimos avances y retos de la arqueología marítima costera. 

Stefanile ha comentado que actualmente “tenemos la posibilidad de explorar el océano desde el cielo con la ayuda de drones. Esto es un salto increíble para la investigación, porque es como tener nuestro Google Earth personal. Hacemos el dibujo completo, usando solo 4 drones en 4 días”. 

Para Stefanile el agua es un mundo por descubrir y pone un claro ejemplo de ello: “Mi primer objetivo es estudiar el puerto romano sumergido de Puteoli. Fue el primer puerto comercial importante de Roma. Durante siglos casi todos los alimentos que llegaban a roma lo hacían en barco. Este puerto está totalmente sumergido en el golfo de Nápoles”. 

Carlota Pérez-Reverte, arqueóloga subacuática de la Universidad de Cádiz ha presentado en SUTUS el llamado proyecto Herakles: “El Proyecto Herakles, Ruta de los vapores, son proyectos nacionales que pretenden desarrollar un parque submarino en el Estrecho de Gibraltar, un parque submarino arqueológico para que los buceadores visiten algún barco que descanse en su interior”.“Estamos convergiendo todos estos proyectos en la bahía de Algeciras. Es un lugar único, un punto de encuentro entre Europa, África, Europa y América. Desde un punto de vista natural e histórico es muy interesante. Queremos generar un impacto positivo a nivel económico, social y cultural en Algeciras”, asegura la arqueóloga subacuática. 

El Clúster Marítimo-Marino de Andalucía también ha sido protagonista de la mano de su presidente, Javier Noriega. Han presentado la guía submarina que han preparado, hilando naufragios, pero siempre con el Patrimonio Cultural como protagonista y sobre las oportunidades que tiene la Andalucía submarina: “Andalucía es una encrucijada de culturas.Costa que fue  colonizada y fundada por fenicios, más privilegiadas del mundo a nivel cultural y  todo esto está en una huella submarina. Tenemos la oportunidad de poner en valor todo esto al mundo”, asegura Noriega. 

Javier Hernández, el vicepresidente de AEHCOS, también ha mostrado el gran potencial que tiene la Costa del Sol en relación con el turismo subacuático: “En la provincia de Málaga estamos en el entorno del Mar de Alborán. Tiene un complejo entramado de corrientes marinas en las costas de Málaga queno solo incrementa la salinidad sino que motivado por las corrientes y la temperatura del agua estamos en uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo”. 

«Es más probable que el turismo submarino se produzca antes que el espacial»

El colofón final a SUTUS by Les Roches Marbella lo han puesto Carlos Díez de la Lastra, CEO de Les Roches y Susana Garrido, directora de Aprendizaje Digital e Innovación de Les Roches Marbella. Garrido ha compartido la visión de Les Roches sobre el uso de la tecnología del futuro en el turismo de lujo. También ha destacado que “por accesibilidad, es más probable que el turismo submarino se produzca antes que el espacial. Estamos más cerca y lo conocemos más”.

Por su parte, Díez de la Lastra ha concluido que “cada edición es mejor y con más calidad, vienen mejores ponentes y mejores proyectos. Cada vez contamos con más solidez en las grandes agencias espaciales mundiales y ya consideran SUTUS como un hito relevante y necesario dentro de su agenda”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.